lunes, 11 de junio de 2018

Tú vales, chaval: Gandía

El pasado 17 y 18 de febrero, en Gandía, se disputó el campeonato provincial de invierno de natación en categoría alevín. Para allá que nos fuimos contando medallas. Y sin medallas volvimos, en parte porque no dieron (las dos de relevos hubieran caído), y en parte porque mi hijo no tuvo su mejor fin de semana en sus pruebas. Hasta aquel momento cada competición de esta temporada era una fiesta, siempre mejorando, cada vez más arriba. Mi hijo daba muestras de cordura, pero yo estaba desatado. Y llegué a presionarle cuando faltó a algún entrenamiento porque no se encontraba bien. Y tuve ramalazos que nada tienen que ver con el deporte y sí con la soberbia. Aquel fin de semana fue una cura de humildad importante. Le pedí disculpas, di un paso atrás y le dejé hacer. Él es el protagonista. Yo debo limitarme a facilitarle que disfrute de su deporte. Ése ha de ser mi papel.

Este fin de semana pasado, en Gandía, se disputó el campeonato provincial de verano de natación en categoría alevín. Estos fueron los resultados de mi hijo:

100 metros mariposa. Marca acreditada: 1:10:77. Marca realizada: 1:09:17. Puesto: 3º.

200 metros braza. Marca acreditada: 2:51:07. Marca realizada: 2:48:99. Puesto: 2º.

100 metros braza. Marca acreditada: 1:18:50. Marca realizada: 1:19:36. Puesto: 4º (a cuatro décimas del bronce).

Relevos 4x100 libres. Primera posta. Marca acreditada: 1:02:38. Marca realizada: 1:01:56 (se homologa). Puesto del equipo: 2º.

200 metros mariposa. Marca acreditada: 2:33:09. Marca realizada: 2:31:03. Puesto: 1º. Es decir, PRIMERO.

Relevos 4x100 estilos. Posta de mariposa. Yo le cronometré 1:08 pero los jueces han declinado homologar mi cronometraje. Cabrones. Puesto del equipo: 2º.

Dieron medallas. Un oro, tres platas y un bronce. Cinco podios. Seis, puesto que el club ganó por equipos. Mi papel es el que es. No fui contando medallas. Soy el padre de un nadador. Nada más. Él es el que nada. Él es el que entrena, el que compite. Mi papel es el de facilitarle que lo haga. Pero este Provincial de Gandía no me lo quita nadie.

Hijo mío, eres extraordinario.

No hay comentarios: