viernes, 18 de junio de 2010

Esperanza

¿Habrá algo en el mundo que pueda dar más repeluqui que un grupo de niños de seis años cantando a coro la canción “Color esperanza”?

La respuesta es sí. Hay algo que da todavía más repelús y es ese mismo coro de niños cantando “No dudaría” (si alguien se hubiese molestado en escuchar la letra de esta canción es indudable que Antonio Flores debiera haber entrado de ipso facto en la cárcel y haber pasado allí toda su vida. No habría publicado más canciones. Eso que hubiéramos salido ganando todos).

Pero todavía podía ser peor. Los mismos niños cantando “Que canten los niños” de Perales. Y ya no sólo es que cantan. También se abrazan y se balancean al compás de la música.

Y ese niño colosal y brillante con alma de rapsoda que con elegancia y distinción declama de manera solemne y elevada unos versos (Son de abril las aguas mil. Sopla el viento achubascado) de Antonio Manchado (sic).

Y esos padres embobados, emocionados, con los ojos fijos en sus hijos, con gesto extasiado, sin parar de moverse, cámaras de fotos, cámaras de vídeo. Los hay más serenos. Los hay más risueños. Los hay más emotivos que no pueden parar de llorar.

Y para qué negar que Ana y yo éramos dos de esos padres.

P.D. Lo menos que puedo decir es muchísimas gracias, Esperanza, por estos tres años.

7 comentarios:

SisterBoy dijo...

Nosotros cantábamos El Submarino Amarillo en versión española claro (Aaaaamarillo submarino eeeees)y es que era otra época.

Arual dijo...

Que cosa mas bonita la de los festivales infantiles xddd! Yo cuando consiga ver uno de Alex llorare, hare fotos, seguire gastando cleanex, grabare videos, continuare llorando y sere muy feliz. Soy totalmente consciente.

Slim dijo...

creia que hablabas de la esperanza con la selección...jajaja
yo festivales me he tragado muchos, y ahora que la pequeña va a empezar el instituto y el ultimo baile que veré sera el miércoles , me da una pena!! aah no se porqué tienen que crecer!!

G. dijo...

Jodo, qué grima.
Creo que el Coronel Kurtz no llegó siquiera a intuir lo que en realidad es el horror, ah, el horror.

El Impenitente dijo...

No te creas, G. Fue muy bonito.

¿Por qué has tenido que crecer? ¡Maldita la hora!

http://www.youtube.com/watch?v=6s_O0MRT0zA

Uno a cero en el descanso. No sé qué hay que hacer para que nos piten un penalty.

Slim dijo...

nos lo pitaron...y para lo que sirvio!

cuanto sufrimos las madres!!

El Impenitente dijo...

No más que de sufrir y de sufrir y sin quejarse nunca.