miércoles, 25 de febrero de 2009

Canciones del otro lado

Por una parte está el consejo que me dio Pi hace tiempo, que decía que cuando no tuviese nada que contar hablase de música. Luego está el hecho de que me encanta hacer listas, que ya es casi enfermizo. Y por último está la excusa que me brindó SisterBoy. Para conmemorar San Valentín elaboró este último una lista de nueve canciones de amor que tratasen el gran tema de manera singular. Le dije que me gustaba la idea, me tentó a que elaborase la mía y aquí estoy, como un Miura, entrando al trapo. Llego tarde a San Valentín pero la haré por San Zósimo que, como bien sabe Toupeiro, se celebra todos los días.

El criterio que he seguido para elaborar la lista no ha sido otro que el acercarme al filo. He buscado melodía pura, canciones blandas, almibaradas, canciones que, o te gustan o te dan grima. En mi caso me encantan. He cogido las once primeras que pasaron por mi mente. Busqué por el youtube (qué gran invento es el youtube) y no siempre conseguí enlaces originales, pero la canción se puede escuchar. En realidad éste es el tipo de entradas en que uno se lo pasa en grande preparando. Siempre me divirtió mucho grabar cintas y esto es, más o menos, lo mismo ¿La repercusión? Bueno, eso ya sería la guinda.

Alguno podrá pensar que estoy entrando en contradicción. Siempre he defendido la amistad como el verdadero sentimiento siendo el amor, en mi opinión, algo absolutamente sobrevalorado y carente de contenido, pura fachada vacua y efectista. Pero una cosa es el amor y otra muy distinta las canciones de amor, tan bonitas muchas de ellas. Yo, para tener un perenne gesto bobalicón nunca necesité enamorarme. Siempre tuve a las canciones. Además, canciones sobre la amistad hay pocas y casi siempre cortadas por el mismo patrón (“I`ll be there”, “Bridge over troubled water”, “Reach out, I`ll be there”, “Ain`t no mountain high enough” (pregunta: ¿qué versión de esta última canción es mejor, la de Marvin Gaye y Tami Terrell o la de Diana Ross y sus Supremes? Respuesta, la de Marvin Gaye pero por muy poco) ,“You`ve got a friend”, etc). Si acaso habría que reseñar a Roberto Carlos con su “Millón de amigos” y con tú eres mi hermano del alma, realmente el amigo, pero tampoco recuerdo que haya mucho más.

Después del preámbulo paso a enumerar:

“Love is here to stay”. Canción de los hermanos Gershwin (George & Ira) en versión de Nat King Cole. Me gusta Nat King Cole. Mucho. Me parece un hombre muy elegante, sensible, cuidadoso, detallista, trabajador, con una voz fabulosa y brillante hasta cuando canta “toma chocolate, paga lo que debes”. Escuchando esta canción dan ganas de bailar con Ginger Rogers.

“It might as well rain until september” de Carole King. Canción adolescente (pues ya que no puedo verte hasta septiembre que se pase todo el verano lloviendo, hala). Canción trampa, en apariencia jovial y con una soterrada carga de profundidad melancólica.

“Eu sei que vou te amar” de Jobim y Vinicius. Declaración de amor en estado puro. Muy cursi, sí, pero hay momentos que es mejor abandonarse a la cursilería y dejar la ironía para otras ocasiones. He enlazado la maravillosa versión de María Creuza, Toquinho y Vinicius del glorioso disco de La Fusa. Si alguno sabe tocar la guitarra también salen los acordes.

“Nosotros” en versión de Eydie Gorme y el trío los Panchos. Nunca entendí bien esta canción. Nosotros, que nos queremos tanto, debemos separarnos, no me preguntes más. ¿Cómo que no? ¿Qué pasa, es que te busca la Interpol? No sé. Ahora, cuando Eydie dice escúchame a mí se me desbaratan los palos del sombrajo.

“Cita en Hawaii” de la Mode. Tú me querías. Yo te quería. No he vuelto a quedar en Hawaii. Demoledor. En el adn de mi adolescencia esta canción ocupa muchas ramificaciones.

“Te acuerdas, María” de Nino Bravo. Amor rural. Nostalgia campestre. Esta canción de Augusto Alguero tiene el privilegio de ser el lugar donde más veces me he dejado la voz. Como soy un tanto obsesivo nunca la escucho una sola vez, sino que lo hago siete u ocho veces seguidas, siempre cantándola con desesperación, como un poseso. Y en el Rubicón de y yo te quería con todo mi tiempo. Te acuerdas, María, que yo te quería ahí reviento. Con mucho frenesí, pero reviento. Dos días de afonía y a por la próxima vez.

“Un bacio e troppo poco” de Mina. Nunca nadie se hubiera podido siquiera plantear que Mina tuviese bastante con un beso. Qué mujer. Me encantan estas italianas de carácter.

“Pa` todo el año” de José Alfredo Jiménez. Amor racial, viril, despechado, exaltado, orgulloso. Si te dicen que me vieron muy borracho orgullosamente diles que es por ti. Porque yo tendré el valor de no negarlo. Gritaré que por tu amor me estoy matando y sabrán que por tus besos me perdí. Nada que añadir.

“Anos dourados” de Jobim y Chico Buarque. Nostalgia de tiempos mejores. Saudade en esencia.

“Touch the hem of his garment” de Sam Cooke. Ésta realmente no es una canción de amor. Es un espiritual. Gospel. Pero da igual, la pongo y listo. Además, la versión del artista callejero me ha gustado. Dijo Don Mclean que la música murió cuando se mató Buddy Holly. No es del todo cierto pues la música realmente fue asesinada durante los ochenta con alevosía y ensañamiento. Pero cuando mataron a Sam Cooke (y cuando se mató Otis Redding) la música fue muy malherida.

Y, para terminar, “Esta tarde vi llover” de Armando Manzanero. Una vez le leí a SisterBoy referirse a “Taxi driver” como su película. No era su película favorita, simplemente era su película. “Esta tarde vi llover” es mi canción. Yo no sé cuánto me quieres, si me extrañas o me engañas. Sólo sé que vi llover, vi gente correr y no estabas tú. Pobre Armando. Pobres todos los Armandos.

23 comentarios:

Arual dijo...

Mi canción de amor definitivamente es "Your song". Tú lo has dicho, apartemos las cursilerias y seamos sinceros. Con esa canción me tiemblan las piernas sin poder evitarlo.

María dijo...

Lo he pasado entretenidísimo, y me apetece un cambio de pareceres y de gustos, y como lo he pasado tan entretenidísimo contigo, te voy a ofrecer mi selección en agradecimiento (lo he pasado entretenidísimo haciéndola, así que no soy tan generosa ni tan altruísta como podría parecer a primera vista)

Diana Ross and the Supremes, ¡por favor, eso siempre, sin duda! Si algo se puede salvar de la música de los 70 es Diana Ross y Donna Summer. Donna Summer y voces negras, aunque no sean negras, y enlazo con Nat King Cole, maravilloso. Mi selección (lo he buscado en Google, la mayoría están, pero, dado que no sé poner enlaces, ¡que no aprendo!, creo que es mejor poner los títulos, y se buscan mejor tecleándolos, en lugar del infernal código alfanumérico de Youtube)

- Ésta, me da que es más bien tirando para chicas rabiosas, pero, a lo mejor os sirve también a los chicos. ¡Pena!, Donna Summer y Barbra Streisand tienen un duo fantástico, pero, hasta donde yo sé, no está en Youtube. Es de éstas que te hacen entrar en un estado eufórico, ¡que te zurzan, mamón!, y te pones a bailar enloquecidamente...luego te da el bajón, pero el rato lo has aprovechado:

"No more tears (Enough is enough)" Barbra Streisand y Donna Summer

- Este chico cayó en desgracia, un sólo disco, que yo sepa, muy comercialote, cierto, pero se trataría de entrar en el mercado a saco, ¡digo yo!, las críticas le asaron, pero hay una pieza de museo en ese disco, la voz negra de un blanco (está en Youtube)

"When I fall in love" Rick Astley.

- Esprituales, volveos a caer de espaldas:

"Jesus loves me" Withney Houston

- Caiditas de ojos, voces prodigiosas, jazz o cercano al jazz (no me gustan ni el jazz ni cercanías, pero esta canción me vuelve loca)

"New York state of mind" Barbra Streisand

- ¿Que quereis sentir un cosquilleo gracioso y tontorrón, sin más aspiraciones?

"Chas" Cristina Rosenvinge (Es la canción más tontamente encantadora que he oído en mi vida)

- ¿Desfogar un calentón, pero, de momento, os conformais con el calentón del bailoteo afrodisiaco?

"I want your sex" George Michael

- ¿Que estais melindrosos hasta el pringue?

"Annie´s song" John Denver

- ¿Que habeis tenido un mal día, y parece que todo el mundo se ha puesto de acuerdo en haceros la puñeta? Pues ya aprovecho para homenajear a Joan Baptista Humet, ¡que la de veces que me pregunté qué habría sido de él, y el otro día lo supe, acaba de morir, lo he sentido horrores! Esta canción es divertidísima, y consuela un montón, te puede arreglar un día desastroso:

"Sólo soy un ser humano" Joan Baptista Humet.

- Y acabo de pensarlo ahora, ni lo he buscado: yo me llamo María, entre otras cosas, ¡je, je!, pero, ¿no había otra canción de Nino Bravo con una letra más presentable, es una broma o qué? En autohomenaje, con un par, la versión de "María" de "West Side Story", la banda sonora que reversionó Leonard Bernstein, cantada por un José Carreras que te cagas, y es que es lo que yo siempre he dicho, que cuando los tenores se dejan de óperas y gritos desaforados, da gusto oirles, ¡oyes!

Espero que te guste la selección, yo, al menos, me lo he pasado de película, y me he olvidado de chorradas que no merecen la pena, ¿pa qué?

Un saludín.

3'14 dijo...

Si es que no hay que rascar mucho para ver que sois unos blandos :P

Tengo comprobado que, a mí, muchas de las "canciones" que me despiertan alguna emoción (del tipo que sea) se debe a la música, porque cuantas canciones en inglés de las cuales no entendía ni papa de lo que estaban diciendo me llegan de una u otra manera. A veces tiemblo al buscar la traducción por pánico al descubrir el significado de su letra.

El Impenitente dijo...

María (no sé si te conozco. Si no es así, bienvenida), vamos por partes.

Las Supremes so muy buenas pero un poco mírame y no me toques. Siempre Marvin Gaye que es tan...Inner city blues.

Last Dance de Donna Summer es excelsa. Comparto contigo a Donna Summer. Y también me gusta mucho Barbra, aunque No more tears no sea de mis favoritas, y de New York state of mind me guste más la original de Billy Joel, pero Happy days are here again es...bueno, la releche.

La factoría Stock, Aitken and Waterman produjo muchos productos que han envejecido muy mal, entre ellos tu querido Rick Astley. De todos aquellos me quedo con las Bananarama, cuyos vídeos siguen siendo insuperables (y con I heard a rumour, claro).

De Álex y Cristina me gustaba más Mil cambios de color, también muy ñoña. En aquella época no sospechábamos que Rosenvinge sería tan listísima como se volvió tan juntarse con Lóriga.

Para desfogarme con George Michael me quedo con Freedom y con Outside. Mi componente gay latente se desencaja con esas dos canciones.

Y de John Denver Leaving on a jet plane. Y la versión de Peter, Paul and Mary de esta canción mejor todavía.

De Humet ya escribí. Perdón por autocitarme.

http://loscariacontecidos.blogspot.com/2008/10/ser-que-uno-no-siempre-se-engaa.html

Y, lo siento, pero Te acuerdas María es innegociable.

Muchísimas gracias por tu comentario, María. Verás que me encanta hablar de música. Y me alegro si te he posibilitado el pasar un buen rato. Esta es tu casa para lo que quieras.

¿Acaso dudabas que era un blando?

Sobre las letras...bueno, no es un secreto que me suelo fijar bastante en ellas.

María dijo...

HAY QUE VIVIR

Habrá que hacernos a la idea
que sube la marea
y esto no da más de sí.
Habrá que darnos por vencidos
y echarnos al camino
que no hay norte por aquí.
Al sueño americano
se la han ido las manos
y ya no tiene nada que ofrecer,
sólo esperar y ver si cede
la gran bola de nieve
que se levanta por doquier.

¡Hay que vivir!, amigo mío,
antes que nada hay que vivir,
y ya va haciendo frío,
hay que burlar ese futuro
que empieza a hacerse muro en ti.

Habrá que componer de nuevo
el pozo y el granero
y aprender de nuevo a andar.
Hacer del sol nuestro aliado,
pintar el horno ajado
y volver a respirar.
Quitarle centinelas
al parque y a la escuela,
sonrisas y columpios volarán.
Sentirse libre y suficiente
al cierzo y al relente
mientras se va dorando el pan.

Habrá que demoler barreras,
crear nuevas maneras
y alzar otra verdad.
Desempolvar viejas creencias
que hablaban en esencia
sobre la simplicidad.
Darles a nuestros hijos
el credo y el hechizo
del alba y el rescoldo
en el hogar.
Y si aún nos queda algo de tiempo,
poner la cara al viento
y aventurarnos a soñar.

¿Que si te conozco? ¿Que si me conoces? ¿Quién sabe? Esta red es un pañuelo, pero, por si acaso, yo no me sonaría los mocos en él.

En cualquier caso, bien hallado, que es que yo también entro a tromba.

Anónimo dijo...

4 propuestas amorosas para San Zósimo que me vienen a la cabeza y sé que te gustan:

El amor pastoral y galante.
Why don't we do it in the road:
http://www.youtube.com/watch?v=o9Gjd_EAa64&feature=related

El amor cóncavo.
Me sé hacer de todo:
http://www.youtube.com/watch?v=FKrVHcKL4lA

Las tres citas.
Shipoopi:
http://www.youtube.com/watch?v=taYiF4sHJrE

El amor carioca.
Bem que si quis:
http://www.youtube.com/watch?v=Jwl2efZPX8A

PD: ¿Por qué insistes en que la música murió en los 80? Es tópico y barato, no queda bien. Tú escuchas mucha música de los 80 y la cantas sin rubor.

Tus sentencias son, en ocasiones, un bibelot, mon ami (es que me apetecía decir bibelot).

Altosybajos dijo...

Acongojado quedo.
Leyendo esta entrada y los posteriores comentarios de Maria me descubro ante Uds. y me hundo más en mi incultura musical.
Escucho poca música pero con esta entrada y sus comentarios puedo darme cuento de que algunas cosas vale la pena escucharlas.
Guardo esta entrada como texto de cabecera para repasar en esos momentos en los que necesitamos compañía.
Y en mi opinión nada como el portugués-brasileño para las canciones de amor.
Gracias

GARRATY dijo...

Supongo que cada uno elige las canciones que le mueven algo dentro, por eso las listas difieren tanto. Mi particular, y breve, aportación al tema sería:
- "Is this love?" de White Snake. Dejando a un lado la estética heavy ochentera la canción me encanta. ¿No se daban cuenta de lo hortera de los pelucones moldeados?
- "One" de U2. La mejor canción del grupo. Hay una versión de Jonhy Cash brutal y otra a duo de Bono con una tal Mary nosequé de hace poco que merece un paseo al alba y un paredón.
- Por encima de todas, sin lugar a dudas, "Paraules d'amor" del gran Serrat. No me canso de escucharla y todas las veces me emociona. Genial.

Saludos.
PD: un placer leerte.

El Impenitente dijo...

Qué bueno y qué breve fue Humet. Y me quedo con ésta, que tampoco está mal:

El invento

Tengo la vida que deseé,
o al menos quiero pensarlo,
tengo mis buenos amigos,
un gato engreído,
y un coche que me compré,
pasando miedo en el escenario.

Tengo mis sueños que alucinar,
aunque se queden en nada,
media docena de hermanos,
un pueblo al que amo,
y tiempo para pensar,
o encapricharme de una mirada...

Y bien de qué me sirve el Invento,
estoy, y no me entero de quién soy,
pensé que me encontraba seguro en lo que amé,
pero la angustia sigue por dentro...

Tengo el valor de reconocer
que no soy mi único dueño,
pueden mandarme a galeras
y en casa me esperan
las trampas de mi mujer
... y la sonrisa de mi pequeño.

Cualquier chorrada me hace reír,
me gusta el cine de barrio,
tengo un amor escondido, lo desconocido,
y creo en el porvenir
... si es que vivimos para contarlo.

Tengo una causa que defender,
y yo ya sé cuando gano,
me gusta andar con la gente
que mira de frente,
y no me falta la fe,
para tragar y seguir tirando...

Y bien de qué me sirve el Invento,
estoy, y no me entero de quién soy,
será que uno no siempre se engaña a voluntad,
porque la angustia sigue por dentro,
y así me va...

Anónimo, eres un fenómeno. No hay nada más pastoral y galante que why don`t we do it in the road. No one will be watching us.

Y me sé hacer de todo, de todo todito, qué bien me lo paso yo solito es...bueno, la vida misma.

Sólo hay alguien tan repugnante como Peter Griffin y es Homer Simpson. Ahora, de Brian y de Stewie podríamos estar hablando mucho rato.

Y tu amiga Masisa Monchi y su nariz siguen siendo adorables.

¿No queda bien lo de los ochenta? Tendré que escuchar la conferencia que me enviaste sobre el dandysmo y reestudiar mis poses y mis epigramas. Nunca terminaré de pulirme.

Emilio, escucha todas las canciones que se han citado aquí. Es un buen comienzo. Y te puedo dejar unos cuantos discos, si quieres.

Garraty, bienvenido. Te digo lo mismo que a María. Ésta es tu casa para lo que quieras.

Nunca me gustaron demasiado las baladas heavys (salvo, quizá, More than words de Extreme), quizá por mis complejos ante lo del mecherito y ver a aquellos gañanes de melenas imposibles poniendo caritas y haciendo pucheros.

De acuerdo contigo en One. Y de Serrat en catalán me quedo con tres canciones que, además, están en el mismo disco: Helena, La primera y Pel meu amic.Las tres son maravillosas.

Un placer también leerte y recibirte.

María dijo...

¡Ya está, lo voy a decir! Son muchos, muchos años callando, pero hasta aquí hemos llegado.

He tenido cuatro malas ideas esta mañana, la primera, escuchar a Tony Bennett y luego a Billy Joel, cantando "New York State of Mind", a José Carreras perpetrando "María" en un concierto, en directo, sin sujeción, sin control y, para rematarlo, a Plácido Domingo masacrando "Annie´s song", con un productor enfrente sin los suficientes arrestos.

¡Y no, rompo mi silencio!

Jazz, Soul, tal y cual...Tú escuchas a la Streisand, y esa canción tiene una melodía, y la sigues, y te embelesas. Tú, eso se lo dejas a uno entregao a esto del jazz, y la cosa viene a ser así:

Una melodía que te vuelve loca, que tú mueves las manos y hasta enciendes un mecherito -sí, ¿qué pasa?- Pues, ¿y la letra?

"Oh, baby, baby, sugar!
You´re mi soul, my life,
I lo... I lo...
Du du a, fshhhh, uoh, uoh, uoh!.
Oh, yeah, I´m great!"

Y el público se ríe como si ese tío hubiera dicho algo desternillante, y aplaude. Pero tú no pierdes las esperanzas, a lo mejor, retoma el tema y lo lleva hasta el final...Pero no, llega el tío del saxo y se tira media hora, ¿qué?, ¿demostrando a su neumólogo que tiene una capacidad pulmonar de puta madre? Total, que I lo...I lo... ¡que te den! Le das a la crucecita del extremo superior derecho de la pantalla, o a la flecha atrás, según el nivel de indignación.

...Los opereros. O sea, tú al Carreras, o al Domingo, o a la Arteta, les pones un Leonard Benstein que, cuando ya se me quieren poner a demostrar el poderío vocal que tienen, les dice, con un par, "¡Quietos paraos!", y, eso, logran que te arrobes con el resultado final. Pero les dejas sueltos, como al Carreras, a su aire, ¡y ya la hemos escachifollao! ¿Tú no te das cuentas, alma de Dios, que el chaval es jovencito, que acaba de conocer a un angelito del cielo, que está que se le caen los brazos y los parpaditos...? ¿A qué viene pegar gritos? ¡Yo es que no puedo con esto!

"Mia cara bambina.
Io sono, io sono...
Ti a... ti a...
Ti aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...!"

Y lo mismo, cruz o flecha.

Siento la aspereza, pero es que no podía más.

Innegociable, y yo lo siento más que nadie.

SisterBoy dijo...

Estas son las listas que me gustan, aquellas en las que no conozca casi nunca, ¿qué utilidad tendrían si no?

1. Como creo que ya hemos comentado mi experiencia con Nat King Cole está indisolublemente ligada a aquella cinta de "Nat King Cole en español" con la que mi padre solí amenizar las salidas de los domingos a comer pollo asado en El Junquito. Desde luego tenía una de las mejores voces que he oído nunca incluso, como dices, cuando cantaba cosa como BODEGUERO QUE TE PASA POR QUE TAN CONTENTO ESTAS

2.No me gusta mucho Carole King aunque tampoco he pasado de los "clasicos populares", pero le daré un chance.

3-Lo siento pero la Bossanova me causa una melancolía de muerte, no esa clase de melancolía que se soporta con serenidad al estilo de Leonard Cohen sino una que te provoca ganas de arrojarte desde el Pan de Azucar sobre un mar de botellas de cerveza Brama astilladas. La tristeza no tiene fin y la felicida sí. ay dios :(

4. Lo que me gusta de algunas canciones de Los Panchos es esa forma de narrar algo del presente pero haciendo siempre referencia a algún hecho misterioso del peasdo o quizás no tanto. Para mi está claro que el jambo tenía mujer y tres hijos en Asunción o en Tegucigalpa.

5. Nunca he podido soportar a La Mode ni tampoco al Zurdo incluso en el autorevival de los ochenta en el que estoy metido no hay sitio para ellos. En cambio estoy entusiasmado con Aviador Dro.

6. No conocía esta canción de Nino Bravo, pero de todos modos es uno de mis crooners españoles preferidos (al menos no tenía voz de yogur como muchos de sus colegas. Dios sabe en qué se hubiera convertido hoy.

7. Reconozco que a Mina sólo la conozco porque es el idolo de Monica Naranjo

8-Esta canción me la sé de memoria porque era todo un clásico en las parrandas improvisadas que se formaban en las fiestas de San Sebastian de la Gomera cuando la orquesta dejaba de tocar. Que duda cabe de que la letra era de lo más adecuado. Amor a la mexicana.

9-Idem que la número 3

10-Tampoco conocía esta de Sam Cooke pero también me la apunto en la chuleta

Buena manera de acabar, como deciamos antes no tenemos ni idea de que por ella no estaba allí pero nos queda la entrañabel transparencia de su querida ausencia

El Impenitente dijo...

Desahogate, María. No temas.

Nunca tuve mucha simpatía por los que, más que cantar, están obsesionados por demostrar sus facultades vocales. Y eso no es cantar. Eso es tener buena voz. Y no es lo mismo.

Gracias, SisterBoy, por el trabajo que te has tomado. Y también me pregunto muchas veces qué habría sido de Nino Bravo si no hubiese tenido el accidente.

Anónimo dijo...

Pues yo pongo una que vale como diez.
También me fijo mucho en las letras,así que se la traduzco macarrónicamente.No es letra empalagosa ni cursi,como casi ninguna de las francesas de la época,cuenta cosas y hasta tiene su poso,aquí nadie ve "que un ave enamorada daba besos a su amor ilusionada".

http://www.youtube.com/watch?v=mCX51FyLz-Y

EL ITALIANO

Soy yo,"el italiano"
¿hay alguien ahí?
Desde aquí oigo al perro,
si no estás muerta,
ábreme sin rencor.
Vuelvo un poco tarde,lo sé,
18 años de retraso,es verdad,
Pero encontré mis cerillas
en una calle de Masachussets,
es cansado el viaje
para un niño de mi edad...
(En italiano)
¡Ábreme,ábreme la puerta
no puedo más
si estás ahí ábreme la puerta
no sabes qué mal lo he pasado!

Vuelvo a casa,
he trabajado de todo:
ladrón,equilibrista,
mariscal de logis,
actor,cazador furtivo,
emperador y pianista.
Conocí mujeres,sí,
pero juego muy mal a las damas,lo sabes
En el tiempo que fui buscador de oro
ellas me quitaron todo,
todavía lloro por aquello,
y el tiempo pasó
mientras yo estaba de espaldas.
(en italiano)
¡Ábreme,ábreme la puerta...

Soy yo,"el italiano"
vuelvo de tan lejos...
El camino ha sido duro,
y tantos años después,
tantas penas después,
sueño con una silla.
Abre,estás ahí,lo sé.
Yo estoy también aquí,lo sabes.
Sólo me queda una oportunidad:
que tú no hayas tenido tu oportunidad.
Pero no es el mismo perro,
y la luz se apaga
(en italiano)
¡Ábreme,ábreme la puerta...

Anónimo dijo...

¡Ah!Y nada de acuerdo con lo de los cantantes de ópera y las óperas.Sí que es cierto que es música que exige trabajo y facultades vocales,pero cualquiera diría que eso es incompatible con lo otro. Hay diferencias entre Kraus y los obsesos del bel canto,y Plácido Domingo y los que cantan que parece que se les va la vida.Igual que por ejemplo para tocar el violín se necesita aprender mucha técnica,pero se puede tocar muy inspiradamente (o no).
A mí precisamente cuando se dedican a cantar cosas que no tienen nada que ver con su tipo de música (Hijo de la luna,María, rancheras y demás) es cuando me entra la vergüenza ajena.Eso es tan cursi como Il divo.

El Impenitente dijo...

Muchas gracias, Anónimo. No conocía a Serge Reggiani. Nunca oí hablar de él. La canción es muy buena (me recordó a Aznavour), y la letra es fabulosa, aunque el fragmento en italiano me pareció que era francés. Me lo apunto. Agradecido.

Anónimo dijo...

Me alegro mucho.Pues fue un actor famoso (y muy bueno,por cierto)en su momento. Actuó en El gatopardo,es el protagonista junto con Simone Signoret de Casque d'or, otra muy buena de Claude Sautet...Ya mayorcete se hizo cantante, yo lo conozco gracias a mi madre.
Sí que se parece un poquillo a Aznavour en la forma de cantar,pero Reggiani tiene el vibrato más bonito y canta (y recita) con más gracia para mi gusto.Además el tipo de canciones tampoco son iguales, Reggiani sólo cantaba canciones de otro y era un poco más de arte y ensayo (si es que eso existe en la música),el otro tenía a veces su toque horterilla ¿no?
Te pongo otra,"La canción de los ahorcados",cuya letra es un muy macabro poema medieval que François Villon escribió cuando le condenaron a muerte (por cierto,he mirado en internet porque no sabía nada del tal Villon y ¡puf!)

http://www.youtube.com/watch?v=_69nDyRaiYs


LA BALLADE DES PENDUS

Hermanos humanos que después de nosotros vivís,
no tengáis contra nosotros endurecido el corazón
Pues si os compadecéis de nosotros,infelices,
Dios tendrá misericordia de vosotros.
Nos veis aquí colgados,cinco,seis:
en cuanto a la carne que tanto alimentamos,
ha tiempo que está devorada y podrida
Y nosotros,los huesos,nos convertimos en ceniza y polvo.
Que nadie se burle de nuestro mal,
pero rogad a Dios que nos absuelva a todos.

Si clamamos a vosotros,hermanos,
no debéis desdeñarnos,
aunque nos mataran por justicia,
sabéis que no todos los hombres son sensatos.
Perdonadnos,puesto que hemos partido
hacia el hijo de María,
que su misericordia no esté agotada,
y nos preserve del infernal rayo.
Estamos muertos,que nadie nos atormente,
pero rogad a Dios que nos absuelva a todos.
La lluvia nos ha bañado y lavado
y el sol desecado y ennegrecido:
urracas y cuervos nos han sacado los ojos
y arrancado la barba y las cejas.
Jamás,en ningún instante,estamos quietos
Aquí,allá,según varía el viento.
A su antojo nos mueve sin cesar,
más picoteados por los pájaros que dedales.
No seáis pues,como nosotros.
pero rogad a Dios que nos absuelva a todos.

Príncipe Jesús,que sobre todos tienes poder,
cuida que el infierno no tenga poder sobre nosotros,
que no tengamos que pagarle nada.
Hombres,aquí no hay burla,
pero rogad a Dios que nos absuelva a todos.

Anónimo dijo...

Si soy pesada me avisas,que a lo mejor me has dicho que te gusta por educación y yo aquí acosándote a canciones. Te pongo otras dos,ya sin letra,que me cuesta un poco. Una para que veas lo bien que recita:la primera.Es "La chanson de Paul" (la canción de Paul)Empieza así: Esta noche bebo,tú siempre puedes apagar la lámpara y deslizando tu blanca mano por la barandilla subir hasta tu cuarto para allí conciliar tu sueño negro. Yo me quedo aquí abajo esta noche... y bebo.Sí,te lo prometí...pero bebo a pesar de todo",aunque cuando ya se sale de lo bien que recita es en la segunda tanda (hay canción entre medias).
http://www.youtube.com/watch?v=-T69I2aj-4I

La segunda es una canción de Moustaki,"Sarah".Al principio también recita algo,pero más tontamén.Te la pongo porque en la parte de la canción se aprecia muy bien el vibrato tan bonito que tenía.Lo mejor de la letra: "La mujer que está en mi cama no tiene 20 años desde hace mucho tiempo.No os riáis.No la toquéis.Guardad vuestras lágrimas y vuestro sarcasmo".
http://www.youtube.com/watch?v=k57Zbo_mnWY

El Impenitente dijo...

¿Pesada? Alguien que se toma tanta molestia y tiene esa pasión y quiere transmitirla no puede ser pesada. Aquí tienes una página abierta para lo que quieras, y más contando las cosas que cuentas.

Mil gracias, de nuevo. Mis conocimientos de música francesa son escasos y tópicos y se reducen a los clásicos de Montand, Piaf, Aznavour, Brel (aunque fuese belga), Adamo, Becaud, Brassens (siempre a través de Krahe), Moustaki (Le meteque) y si digo Chevalier ya quedaría un tanto desfasado. Los filones musicales siempre los encontré a través de grietas y créeme que has abierto un camino que, con paciencia, iré excavando.

Sobre Aznavour, cuando es bueno es bueno, pero no lo es demasiadas veces. Se dispersa un poco.

Cantante de arte y ensayo es una definición perfecta para un cantante francés.

Las letras son fabulosas. Gracias por traducirlas pues de francés no tengo ni idea.

He escuchado las canciones deprisa y corriendo. Esta noche me recrearé en el vibrato y en los recitados.

Y ahora voy a leerme la biografía de Villon.

Muchísimas gracias, Anónimo, quien quiera que seas. De verdad.

toupeiro dijo...

No conozco algunos de esos temas pero el de Manzanero también es de mis preferidos aunque no el Manzanares.

Penélope dijo...

He llegado aquí por casualidad y tengo varios problemas: uno, que reconozco abiertamente mi ignorancia musical si me comparo con la mayoría de los comentarios que habéis escrito y, dos, que no soy muy aficionada a hacer listas. Ahora bien, sobre música que me ha removido por dentro en algún momento de la vida, podría hablar un rato. La vida está llena de momentos y cada uno de ellos tiene su canción. Después de pasar por melodías que me hicieron sonreir poniendo cara de pava, melodías que me ayudaron a llorar mientras pensaba que era una desgraciada y melodías de reafirmación personal que me ayudaron a convencerme de que los desgraciados eran ellos, sin duda, la canción del momento es "de sobra sabes que eres la primera, que no miento si juro que daría por tí la vida entera, por tí la vida entera. Y, sin embargo, un rato cada día, ya ves, te engañaría con cualquiera, te engañaría con cualquiera".

Toupeiro dijo...

Soy de los que creo que la buena música no murio en los 80 pero casi.
A mi me gustan las baladas rock y heavy y todavía de vez en cuando sale alguna buena.

Anónimo dijo...

No me puedo creer que te haya dicho lo de recrearte en el vibrato y el recitado,¡qué vergüenza! A veces me pongo un poco psicópata,mejor no hacer caso.
Es verdad,entre los cantantes franceses (como en su selección) no hay muchos franceses de toda la vida. Además de Brel belga,están Moustaki greco-egipcio, Reggiani italiano, Adamo creo que también,Aznavour de origen armenio... (pongo puntos suspensivos para que parezca que tengo muchos más en la recámara que demuestran mi teoría,pero en realidad me he exprimido las meninges para encontrar a esos cuatro)
Y de nada,ya has visto que yo encantada de hablar del tema,que estoy obsesa perdía.

El Impenitente dijo...

Vamos, Anónimo, que la música francesa es como su selección de fútbol. Mucho campeonato del mundo, pero francés, francés, Barthez, que era un manta de tomo y lomo.

A lo mejor, Penélope, se trata de eso, de tener canciones que te hagan compañía, que expresen lo que eres incapaz de decir, que te ayuden, que te asolen, que te traigan recuerdos felices. Que sean muchas o pocas es lo de menos, siempre que sean las suficientes.

Y, por cierto, bienvenida.