miércoles, 3 de diciembre de 2008

Mahna Mahna

Cada vez que mi cría ve que me aposento frente al ordenador se acerca y me dice: maná maná.

Y yo, muy obediente, entro en el youtube y le pongo el vídeo del Maná Maná o Manamaná o Mahna Mahna.

Del sesenta y nueve es. Sigue siendo fabuloso, o a mí me lo parece. Simple pero con toda la grandeza de la simplicidad. Alguno querrá ver en este vídeo una metáfora de la sociedad alienante, representada por las dos lobas, que cercena el espíritu libre, creativo y caótico del individuo, representado por el barbado. Que cada uno vea lo que quiera. Yo me parto de risa. Y nunca deja de sorprenderme la expresividad que siempre sacaron Henson y compañía a todos estos muñecos de trapo. Nunca. Y siempre veo estos vídeos con la boca abierta.

Se podrá decir que no soy objetivo, que observo los vídeos de Barrio Sésamo con el tamiz de la nostalgia y que eso me distorsiona. No lo niego. Me crié con ellos y podré renegar de mi adolescencia pero jamás de mi infancia. Y mi infancia son La casa del reloj, Los Chiripitifláuticos, Un globo, dos globos, tres globos y Barrio Sésamo a pesar de Perezjil, que era un gilipollas.

Y tampoco niego el orgullo que me produce ver cómo mis críos pasan completamente de “Los Lunnis”, que van a ser responsables directos de una generación de tarados irrecuperables, y se emocionan con el Maná Maná. No sé si tengo motivos para enorgullecerme pero viéndoles reírse como se ríen me hace pensar que fui y sigo siendo afortunado.

13 comentarios:

Álex dijo...

Me pasó exactamente lo mismo con mi sobrino y Los Fraguel el otro día y me lo pasé en grande viendo con él un puñado de episodios.

Henson era un tío muy grande y en España sólo le han salido imitadores chungos, desde Los mundos de Yupi hasta Los Lunnis.

Toupeiro dijo...

Los hermanos Malasombra y yo estamos totalmente de acuerdo contigo.


Somos malos malasombra somos malos de verdad somos como una espina que solo sabe pinchar y más malos que la quina.

Saludos desde la nostalgia.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Viendo el título y sin haber leído la entrada todavía, me ha salido la canción tarareada, con eso te lo digo todo... Un CLÁSICO, así, con mayúsculas, de esos que debieran ver todas las nuevas generaciones.

En el fondo soy un admirador nato de las marionetas y de los dibujos animados. A los buenos les veo mucha más expresividad que a los seres humanos. Y, claro, me pasa con Barrio Sésamo y con todo lo que hizo Jim Henson y su gente (también esa joya cinematográfica que es Dentro del laberinto, y que hace poco me recorbada un blog amigo).

Piensa que hace pocos años era peor. Los niños, en lugar de ser idiotizados con los Lunnis, lo eran con los Teletubbies, y eso sí que era malo de solemnidad...

Altosybajos dijo...

Has dado con el sentido del ser humano en la tierra. Esto puede sonar un poco exagerado pero tiene su razonamiento.
Se equivocaron los que pasaron meses y meses pensando en que fragmentos de la historia del ser humano se podían meter en una sonda espacial para que llegara a otros mundos y mostraran como somos en la tierra. Creo que metieron una representación de la doble hélice del ADN, una canción de los Beatles, la famosa fórmula de Einstein que todos conocemos y que casí nadie sabe explicarme y algunas cosillas más sin importancia.
Pues se equivocaron. Debieron meter un vídeo de la canción del manamana. Porque todos se quedan boquiabiertos al oirla, todos la entendemos, no necesita traducción y a todos se nos queda una sonrisa en la cara cuando finaliza.
Hequesi?

El Impenitente dijo...

En los Teletubbies nunca pasa nada.

También estoy de acuerdo con los hermanos Malasombra.

Mi crío se pasa el día cantando ven a raquen dol, que es Fraggel Rock en su idioma.

De acuerdo contigo, Altosybajos, aunque yo dejaría la canción de los Beatles.

SisterBoy dijo...

Jo los viernes era el mejor día. Primero Barrio Sesamo, luego Banner y Flapi, luego Con ocho basta y luego El mundo en guerra

O quizas estoy mezcando años.

De los personajes de Henson creo que sólo Peggy me caia mal, sólo la soportaba en la sección "Cerdada espacial" juas vaya nombre. De resto me gustaban todos aunque le tenía cariño al oso Fozzie.

Pero con el que más me descojonaba era con el cocinero ruso (aunque resulta que el personaje original era sueco) BUSKI BUSKI BUSKI BUSKI BUUUUUUUUU

http://es.youtube.com/watch?v=lu9A0LlLyvo

El Impenitente dijo...

"Con ocho basta" molaba. Recuerdo haber leído en "El jueves" años después algo así:

Los que nacimos en los sesenta nos criamos con series como "Con ocho basta" y "Vacaciones en el mar". En la primera los padres pillaban a uno de los hijos con una maceta con marihuana y se reían y decían -con razón Tommy está últimamente tan contento. En la segunda, Julie le decía a uno de los pasajeros, muy triste él -no esté triste porque su querida señorita McGuffin se haya liado con el doctor. Fíjese en la señorita McAlister, que está un poco bebida y le mira con ojos tiernos.

Las generaciones posteriores se han criado con Bill Cosby y con "Sensación de vivir". El primero pilló a uno de sus hijos con un cigarro. En la segunda uno de aquellos capullos, creo que aquel que se creía un James Dean de veinte años a pesar de tener cuarenta, se cogía dos o tres cogorzas. En ambas series, todos muy serios y consternados, como si acabase de estallar una hecatombe nuclear, se plantaban frente al pobre drogadicto y le decían aquello de tenemos que hablar, tienes un problema y lo vas a superar y nosotros estaremos a tu lado para ayudarte.

Sí que era bueno el cocinero ruso sueco. Y recientemente, en unos vídeos de Barrio Sésamo que le regalamos a mi crío y que vio hasta machacarlos, descubrí el personaje de Telly, algo así como un oso con plumas en la cabeza, que también me parece buenísimo.

SisterBoy dijo...

Creo que leí ese jueves :)

fernando dijo...

al final todos somos niños y disfrutamos con aquellos años. Un abrazo.

El Impenitente dijo...

Lo que no sé en con qué series se crió la juventud actual que se van de botellón y abrevan hasta reventar. Tengo la sensación (desde la ignorancia) que antes beber era un medio y ahora parece que sea un fin.

Espero que alguno me responda porque el hecho de que yo ya no sea joven (el día que me di cuenta de que si llevaba veinte años siendo joven tal vez ya no lo fuese fue terrible) no significa que mis lectores habituales o esporádicos no lo sean.

Slim dijo...

pues a mi me gustaba supercoco, me encantaba. y despues de ver barrio sesamo, de crecer y hacerme mayor, de estudiarme el bachiller, la carrera y cuatro o cinco oposiciones no me preguntes nada de ningun tema que no lo recordaré pero puedo cantarte de arriba a abajo dos canciones:

yo y mi llama
y
el septimo hijo del rey caimán.

como molaba con ocho basta, y la de veces que intentamos mis hermanos y yo hacer la piramide para la foto como ellos, y nunca nos salia...jajaja

El Impenitente dijo...

El rey Caimán a sus hijos convocó y con estas palabras les habló: el que mejor regalo me pueda traer mi corona heredará.

Nosotros, junto a mis primos más menudos, conseguimos hacer la pirámide. Tenemos fotos que no sé dónde estarán. Las buscaré.

Arual dijo...

Esta genial poder recuperar todo eso para nuestros hijos en la red!