miércoles, 7 de julio de 2010

Jugamos como siempre, ganamos donde nunca

Y ahora, ¿esto cómo se hace?

Qué partido. Qué segunda parte. Para sentirse orgulloso. Para sentirse muy orgulloso. Los nervios, los gritos, las risas, los abrazos, las lágrimas, las llamadas, los mensajes. Y ahora me siento a escribir y sólo soy capaz de pensar que vamos a jugar la final del Mundial. Podría decir ahora que, gracias a la temporada que ha hecho mi equipo, estoy muy acostumbrado a afrontar finales y que doy cursos y lecciones a quien los pueda necesitar pero eso sería mentira. Pese a la confianza que este equipo genera y lo bien que jugamos al fútbol sólo puedo decir que ya ha empezado el sudor frío. Mañana jueves estaré todo el día con la risa nerviosa. Para el viernes los temblores. El sábado, los espasmos y las convulsiones. El domingo, sedado, con la mirada extraviada y con un hilo de saliva en la comisura de los labios. Hasta las ocho y media. A las ocho y media…uf, debemos de estar a treinta grados y yo estoy muerto de frío.

12 comentarios:

Slim dijo...

uf! pues yo he pasado toda la noche con un calor!! y soñando con el partido, puyol, pedrito y del bosque, que jaleo me he llevado!

yo tampoco podia creermelo. como decian los anuncios, (muy acertados) "deja de pellizcarte". tanto tiempo deseando que pasara una cosa y ya esta, ya ha pasado!! estamos en la final del mundial, y hemos llegado sin despeinarnos.

que equipo mas bueno tenemos!

ah para la final...por supuesto PODEMOS.

SisterBoy dijo...

Yo también he soñado con el partido, nunca me había pasado.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Hace un mes y medio estaba celebrando un ascenso. Ahora estoy celebrando el pase a la final de un Mundial. Si el domingo me veo con la Copa del Mundo en la mano... puf, no sé. Pero ahora, lo que es ahora, lo que tengo es una tranquilidad pasmosa. La de quien se quita pesos de encima. El peso de perder siempre, el de no tener alegrías por esto del fútbol.

A todo el mundo le estoy diciendo lo mismo. Antes del partido estaba convencido de que el campeón salía de esta semifinal. Y lo sigo estando. El escalofrío que me recorre la espalda cuando lo digo es indescriptible.

3'14 dijo...

Yo apostaba, no porque tenga anda en contra de la selección española ni nada, eh?? pero creía que sería una final Alemania-Uruguay... Vamos, que yo del poder del pulpo sólo tengo los tentáculos jeje...

así que porqué no seguir animando y esperar que España gane a esa panda de bolas de queso y mantequilla! jeje

El Impenitente dijo...

Slim, algo nos hemos despeinado. Contra Paraguay se me despeinó hasta el entrecejo.

Prefiero no pensar qué va a pasar si España gana. Prefiero no pensarlo.

GARRATY dijo...

En 35 años no había visto a mi padre celebrar un gol como anoche. Los últimos 20 minutos deambulábamos los dos por el comedor. Ahora sí que podemos decir que el domingo veremos el partido de futbol más importante que jamás verá un español.

Álex dijo...

Qué locura, qué cosa más grande, qué ganas de que llegue el domingo...

alonso dijo...

Hola

Vi tu blog loscariacontecidos.blogspot.com y me gustaria promocionarte en www.calificamos.com el cual es un blog y revista online que destaca los mejores blogs en todo el Mundo Hispano.

Te pediria por favor me envies una breve descripcion de tu sitio para publicarte en mi portada.

Tambien tengo 2 sitios donde puedes registrar tu web para aumentar tus visitas:
http://www.efiro.com/buscador/inscripcion.html
http://www.sabetodo.com/directorio/inscripcion.html

En caso no te interese, disculpa por la molestía. :)

Exitos con tu página

Alonso
www.calificamos.com
www.caidodelcielo.com
alonso.enlaces@gmail.com

El Impenitente dijo...

También acostumbro a ver los partidos importantes junto a mi padre. Se mete conmigo porque dice que soy un histérico (si los vecinos manifiestan notablemente no su simpatía por Paraguay sino su odio por España, cuando Casillas para un penalti qué menos que repetir la expresión -toma, toma- un millón doscientas mil veces en un tono elevadísimo y con abundante acompañamiento gesticular) aunque el también es un espectáculo. Se levanta y desaparece. Se encierra en una habitación y se pone auriculares para no oír nada. Al rato vuelve y se asoma por la puerta. Se va. Y así todo el rato. Me falla para el día de la final. Estaría preocupado si no me hubiese fallado hace dos años también en la final del Europeo.

Alonso, disculpado. No acabo de entender lo que pretendes. Y, además, yo sólo aspiro a ser el mejor blog escrito en bable. Y en ello estoy.

Anónimo dijo...

Pues yo estoy viendo los partidos con mi hijo (3 años) y me impresiona cómo los vive y repite cada gesto y comentarios (me corto bastante) y cómo nos tiramos al suelo celebrando los goles de ESPAÑA. Está siendo algo inolvidable y espero que él retenga algo de todo lo que estamos viviendo. El domingo saldremos con el coche pitar y ondear la bandera hasta que él aguante, porque vamos a ganar!!!
Kas

El Impenitente dijo...

Mi crío, hoy viernes, lleva la cara pintada de rojigualda. Para él, con sus seis años, España es un equipo que siempre gana y siempre juega bien. Ojalá esto no cambie nunca. Y si para ello tenemos que mantener artificialmente con vida al pulpo por toda la eternidad pues se le mantiene cueste lo que cueste, por mucho que haya que recortar el gasto público.

Altosybajos dijo...

Futbol, futbol, futbol.
España, España y España.
Esto es una mierda. Con la cantidad de horas que paso en la oficina y rodeado de mujeres en su mayor parte. Así no hay quien comente nada. Si todavía no han entendido lo del fuera de juego.
¿Parece un comentario sexista? Pues si, lo es y lo mantengo.
Yo quiero comentar cada jugada, cada quiebro, cada vacilada del Xavi en medio campo, cada....

¿Y cuando nos comemos el pulpo?

Amunt Seleccio