domingo, 21 de febrero de 2010

Sí (tercera entrega)


2:51:52

Sí, soy el hombre más feliz del mundo.



Dedicado a dos niños de casi seis y tres años que en el kilómetro treinta y dos agitaban unos globos blancos y verdes.

Y ahora empezaremos por el principio. Mi quinta temporada en la blogosfera y mi quinta crónica maratoniana. Una bonita tradición que sería una pena romper.

Para saber si estoy delgado no necesito báscula. Tengo a la madre de Ana. Cinco son los estadios de mi delgadez: estás muy delgado, estás escuchimizado, tienes cara de pito, resoplidos varios y, por último, ay madre, qué penita. Y en esta última fase es como esta mañana me he plantado en la salida. Además, en diciembre pasado, en Paiporta, hice mi mejor marca en media maratón bajando por primera vez de uno veinte (1:19:30). He entrenado mucho y bien desde entonces y, para que nada fallase, hoy tenía que salir un buen día. Y ha salido el día perfecto para correr. Siete u ocho grados, cielo nublado amenazando lluvia (amenaza cumplida en algunos tramos) y ni pizca de viento. Hoy era el día. Hoy tenía que ser el día. Y lo ha sido.

A las ocho y media ha sonado el disparo. Mi primer objetivo era mejorar la marca del año pasado (2:56:56). Sabía en mi fuero interno que podía estar en 2:52, pero si algo tiene el maratón es que es enormemente traidor, implacable, despiadado. Un error en el ritmo es la ruina. Y nunca sabes dónde va a estar tu tumba. He salido bien, he cogido mi ritmo y los kilómetros han ido pasando. Iba siempre un pelín por encima de cuatro, pero bien. He pasado la media en 1:26:05. Y las sensaciones eran buenas. A partir de ese momento empieza el maratón. En el treinta el río de cadáveres comienza. Y seguía bien, pasando gente, devorando kilómetros. Y en el treinta y cinco mis piernas iban solas, pero iban. Y del treinta y siete a meta, que el circuito picaba para arriba, he ido en progresión y, al final, iba sin cadena. He hecho en la segunda media 1:25:47, algo más rápido que la primera. La carrera perfecta. La carrera soñada.

Me había ido trotando desde casa y me he vuelto andando. Llevaba la camiseta, con el dorsal puesto. No me lo he quitado. Y en el cuello llevaba colgada la medalla conmemorativa que te dan al entrar. Iba como un chiquillo, feliz. Hacía frío. Llovía intermitentemente. Yo no tenía frío. Yo no me mojaba. La gente me miraba. Alguno me daba la enhorabuena. Yo sonreía. No podía parar de sonreír. Era feliz. Estaba en una nube, completamente feliz.

Y el caso es que ahora tal vez debiera replantearme muchas cosas. He hecho marcas en maratón y en media que jamás pensé que haría. No sé si tengo margen de mejora. Tengo cuarenta y cuatro años, menos no puedo pesar salvo que me corte una pierna, lo cual no es muy práctico para correr. Más no puedo entrenar a no ser que la tierra ralentice su velocidad de rotación y el día pase a tener treinta y seis horas. Pero el caso es que no me apetece replantearme nada. No se me cae la sonrisa de la boca, me voy abrazando a todo aquel que me encuentro en el camino y me paso el rato frente al espejo (me miro en el espejo y soy feliz), guiñándome un ojo, diciendo –lo has hecho. Lo has hecho.

P.D. Garraty y Paco, sois unos fenómenos. Enhorabuena. Altos y Bajos, el año que viene te quiero ahí.

21 comentarios:

SisterBoy dijo...

:) cuando quieras dejarlo piensa: y todo este placer me sale gratis.

adela dijo...

También te dicen: "esto lo soluciono con un buen potaje" o "estás hecho un tirillas" o "¿estás malo?" y la última "tienes que mirarlo dos veces cuando pasa".
Mi más sincera enhorabuena.

Marta I. Moreno Pizarro dijo...

Enhorabuena, de corazón. :)

Eres la única persona (que yo sepa) que "conozco" (lo sé, no nos conocemos, pero me gusta tu blog y lo visito con puntualidad tipo marcadores-dinámicos) que hoy corría la maratón en Valencia. Me acordé de ti esta mañana, y me ha alegrado muchísimo encontrar tu relato lleno de felicidad y buenos números. Disfruta, querido, que como dice SisterBoy, esto te sale gratis.

Un besazo!

Anónimo dijo...

Felicidades.
Te mereces unas cañas (muchas) y un par de fines de semana como antaño, comiendo gachas, patatas con costillas, chorizos, berberechos caducados ocho años y lo que se tercie, ya verás cómo te recuperas.
Un fuerte abrazo. Kas

3'14 dijo...

Congratulations!

Sisterboy, eso mismo pensó Tiger Woods hasta que vió la factura de la clínica...

Juan Rodríguez Millán dijo...

Pues un abrazo virtual y mi más sincera enhorabuena. Disfrútalo.

Me han encantado las categorías de tu suegra para definir tu delgadez, je, je, je... ¿Las tiene para más cosas?

Alex Maladroit dijo...

Claro, esa inmunidad al frío es el 'orgullo', curioso, yo lo solía relacionar con mi exceso de nervio/furia/excitación al terminar un partido de baloncesto/fútbol...

Slim dijo...

me alegro mucho de que te saliera tan bien la carrera! nosotros vimos un rato sobre las 11.30 cerca del aqua, pero no te vimos!! (yo creo que ya habias pasado). isma estuvo a las 9 en blasco ibañez, pero tampoco te vio.
en fin estabamos de corazon, aunque sin globos.
disfrutalo, que te lo has ganado.

Álex dijo...

Enhorabuena, ya sabía yo que cuando dijeron que se había hecho la mejor marca en una maratón en España tú tenías algo que ver.

El Impenitente dijo...

Hombre, gratis. Lleva su sacrificio. Pero compensa el precio a pagar, desde luego.

Pero es cierto que muy caro no es. Seguro que os gastáis más vosotros en tabaco que yo en zapatillas.

Ahora que ha empezado la cuaresma habrá que concentrarse en el potaje. Y en las gachas, en el arroz con magro, en la panceta y en las cañas. Qué duro va a ser esto de tener que engordar tres o cuatro kilos.

Y si no hemos pasado la gripe A los del secarral es porque, después de haber comido berberechos caducados ocho años ya estamos inmunizados contra todo. Ni gripe A, ni malaria ni la peste bubónica. Que nos echen plagas a nosotros.

Maladroit, llámalo adrenalina.

Estuve pendiente cuando pasé por Blasco Ibáñez. Una lastima no haber visto a Cucumber. Y a las once y media ya había llegado a la meta. Me habría encantado veros. No te puedes ni imaginar lo agradable y lo placentero que es ver a alguien querido animándote cuando vas al límite.

Y, Álex, si fuese presumido diría que me metí entre los cien primeros (más de tres mil cien terminaron) en la segunda carrera más rápida celebrada en España. Pero como no lo soy, no lo digo.

Bienvenida, Marta. Un placer. Ésta es tu casa.

Y muchísimas gracias a todos. De verdad. Muchísimas gracias.

Anónimo dijo...

Muchas felicidades! Disfruta de este momento. Arual.

GARRATY dijo...

¡Menuda entrada apoteósica en meta!, aunque ese tiempazo se merecía el salto y mucho más.
Deberíamos hacer una porra a ver quién es el primero que sale a trotar después del domingo. Voto por Juanito.

J.P. dijo...

¿2:51:56?
Joe, siempre corriendo, y ¿2:52:56?, que era una carrera en silla de ruedas, ¿no?

El Impenitente dijo...

Todo el rato vi que iba para dos cincuenta y dos. Cuando entré en la Alameda y vi el reloj al fondo apreté. Tal y como supe que bajaba de cincuenta y dos, de repente, me vi gritando y saltando. Corriendo nunca me había pasado algo así.

Y supongo que Juanito ya habrá salido. Y no te creas, que seguramente yo este fin de semana ya saldrá a rodar un ratillo. Por vicio sólo.

También había sillas de ruedas, J.P. Y sí, siempre corriendo. Correr, eso que tú no hiciste en la San Silvestre Vallecana sólo porque hacía frío y nos cayó encima toda la lluvia y el granizo del mundo, nenaza.

J.P. dijo...

Si no corrí la S.Silvestre es porque llevaba un mes sin poder correr, y no por eso, si no por que no vieras mi estela al adelantarte...

El Impenitente dijo...

A ver, J.P. que no eres un Transformer, que por mucho que te creas no eres un coche y de tu estela se ríen hasta las lombrices de tierra.

Francisco Carmona dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco Carmona dijo...

Hermano:
Me alegro por tu nueva "plusmarca" (¿a quién le habré oído yo eso?). Gracias también por tu felicitación, pero espera un poco y verás cómo te cojo el año que viene, aunque le tenga que pedir la bici al presi.
Lo de acabar una maratón es algo "que no se pué explicar" o "es lo más grande" o lo que tú quieras.
Cualquier tópico se queda corto.
Ahora, donde esté una volta a peu, ¿eh?

El Impenitente dijo...

Lo de plusmarca lo decía siempre Gregorio Parra. No daba una, pero era muy entrañable.

Si quieres ganarme tendrás que entrenar un poquito más. No mucho más, desde luego.

Hombre, la Volta a Peu es muy bonita. A mí me gusta mucho y siempre que puedo la corro.

Enhorabuena, de nuevo.

Palitos Candela dijo...

Decían los compañeros que yo sólo podía sustentar la casa con lo que corría [...]. Yo, como era muchacho y oía que me alababan el ingenio con que salía destas travesuras, animábame para hacer muchas más.

El Impenitente dijo...

Es innegable que te trabajas los comentarios, Palitos. No sé si darte la enhorabuena o directamente descubrirme ante ti. Muy bueno lo de "El Buscón" (mentiría si no te dijese que lo averigüé gracias al Google). Muy bueno.

Me gustaría sostener mi casa con lo que corro, pero no es el caso. Y considerando correr y escribir como travesuras, dudo mucho que deje de hacerlas aunque no me las alabasen (si es que me las alaban). Es demasiado divertido.