domingo, 6 de septiembre de 2009

Dientecillos

S. y R. son unas hermanas gemelas que tienen siete años. S. y R. se divierten de manera un tanto extraña pues les encanta hacer cementerios. Mi hijo, con sus cinco años, juega mucho con ellas durante el verano en la calle por la noche. Tienen S. y R. un gato de nombre Dientecillos. Mi crío habla mucho de él pues una de sus distracciones es subir corriendo a verlo a casa de ellas. Una de esas veces les acompañó A., prima de Ana. En la puerta de la casa estaba sentada la madre de las niñas, tomando el fresco.

-Buenas noches. Aquí venimos, a ver a Dientecillos.
-¿Dientecillos? Pues no hace ya años que se murió el gato.

Mi hijo ve muertos. Felinos, pero muertos.

15 comentarios:

Su Plánula Pelágica dijo...

Siento PÁNICO. Ofrece inmediatamente a Tim Burton los servicios de las gemelas y de tu nene. Igual te forras.

SisterBoy dijo...

Cuando crezcan sus blogs arrasaran, la segunda generación está en marcha

SisterBoy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Impenitente dijo...

A mí las gemelas me recuerdan a los gatos siameses de "La dama y el vagabundo".

adela dijo...

Qué va!!! son las gemelas del Resplandor. Sólo espero que cuando la grisi no esté entre nosotros no me vengan tus retoños diciendo que la ven....

Arual dijo...

Me has puesto los pelos como escarpias!!

El Impenitente dijo...

Yo también espero que tampoco vean a la Grisi en la otra vida, más que nada porque, dados sus antecedentes, la Grisí irá a un cielo de dos rombos a continuar con su vida disoluta.

Slim dijo...

ya estas escribiendo una entrada con la historia de la grisi...a que esperas?

adela dijo...

Si vas a escribir sobre mi Grisi, admite una sugerencia:
La Grisi es pequeña peluda y suave, tan blanda por fuera que se diría toda de algodón....La llamas dulcemente "Grisi" , y se acerca con un trotecillo alegre....¡Hombre! todos tenemos nuestros defectillos. Pero si escribes sobre ella, tuyos son todos los sobaos pasiegos que me regalen...

El Impenitente dijo...

Y lo llamaría "Grisi y yo".

Si hablase del abonado de la huerta, ¿también tendría sobaos pasiegos?

De la Grisi no sé, pero tuvimos una gata (aunque es más correcto decir que una gata se quedó a vivir en nuestra casa familiar en Belmonte y nadie hizo el menor intento por echarla) a la que llamábamos Antonio (en honor a Maceda. Nos daba igual el sexo) de quien sí podía escribir. Tenía tres colores y era careta y paticorta. Yo la quise y ella nunca me quiso. Es tan corto el amor. Es tan largo el olvido.

GARRATY dijo...

Creo que deberías vetar a las gemelas antes de que se aburran de hacer cementerios y empiecen con los sacrificios rituales.

Realice dijo...

Lo de las gemelas es como 'Juegos prohibidos', ¿no? Qué peli más bonita :D

J.P. dijo...

Y ya que el tema va sobre animales, y "gemelas", ¿por qué no escribes algo sobre las "gemelas" que pisaste cuando ibas descalzo?

Anónimo dijo...

Yo no iría por ahí J.P.
Garraty, no des ideas que ya bastante alucinada me quedé con lo de los cementerios y otras cosas que les he visto hacer, lo peor es que él se lo pasa en grande jugando con ellas....que miedo.

El Impenitente dijo...

J.P., no quiero que esto termine siendo un diario íntimo y escabroso, pero cualquier día un perro canijo aparecerá orbitando en Marte de una patada.

Igual ya han empezado con los sacrificios rituales. Y tal vez mi hijo sea el sumo sacerdote.