miércoles, 11 de marzo de 2009

Hinterhauser

Tres ideas básicas son las que definen al Idealismo alemán del siglo XIX:

La historia camina hacia la perfección.

Se realiza esto mediante el paulatino logro de la libertad.

Se cumplen de esta manera los planes de la Providencia.


La eterna equivalencia entre idealismo e ingenuidad.


P.D. Una cita de Balzac:

Lucien se encontraba en la situación de aquel pescador de no sé qué leyenda árabe quien, queriendo ahogarse en pleno océano, cae en medio de un país submarino y lo hacen rey.

3 comentarios:

SisterBoy dijo...

Estas buenas personas tenían menor visión de futura que Boluda.

Arual dijo...

Resulta curioso leer cosas así en los tiempos que corren...

fernando dijo...

mmm esto se podría aplicar para el caso del Atlético de Madrid ?

un abrazo.